Om, una exclamación en sánscrito,
es la palabra sagrada y el símbolo del hinduismo.
 

Fulgurante como la onda argéntea
reluce la aurora majestuosa,
hace la senda bella y andadera
y es muy dulce y muy buena y dadivosa.

Eres buena, sí, y tu vuelo brillante
alcanza el alto cielo y lo dora.
Con tus galas, el pecho rutilante,
irradias gloria, diosa de la aurora.

Un enjambre de vacas escarlatas
te conquista la vastedad celeste.
A tus enemigos vences a hondadas
y bates la noche con brazo de héroe.

A tu paso las nubes aureolas,
caminas por las cumbres a tus anchas:
¡tráenos, así, diosa de la aurora,
por anchas vías, feliz venturanza!

 

91  «Rig Veda», himno a Ushas,
     diosa de la aurora.