Edición de: Bernhard Lang
 
Traducción de:
Palmira Feixas
Chiara Orlandi
 
Editorial: Ariel
Ilumina mi noche.

Las cien oraciones más bellas de la humanidad

Este pequeño libro presenta los textos de cien oraciones que se encuentran entre las más bellas de su género. Es difícil explicar el criterio según el cual una oración puede ser definida como bella. Resulta más sencillo reconocer las menos bellas desde el punto de vista estético: de hecho, suelen ser largas y recargadas por un complejo bagaje conceptual. A menudo parecen dirigirse más bien al lector que a un destinatario divino. Por esta razón se han preferido las piezas breves, sencillas en su despliegue conceptual, y construidas sin alusiones explícitas a los creyentes.

La mitad de la antología está compuesta por plegarias cristianas. Junto a ellas se han recogido testimonios de otras religiones y culturas, desde los pueblos sin escritura, las grandes civilizaciones antiguas y el mundo grecorromano, hasta la Biblia, el judaísmo, el Islam, el hinduismo y el budismo.

Para facilitar la lectura se han añadido, a modo de apéndice, algunas breves anotaciones. El lector será consciente muy pronto de hasta qué punto la variedad de las oraciones depende de las premisas culturales y religiosas, de la época y del lugar, de la clase social y de la lengua. Una variedad que se confronta, sin embargo, con una unidad fundamental, que hunde sus raíces en la existencia misma del ser humano. En cualquier caso, el hombre que reza recorre siempre el mismo camino espiritual.

Las civilizaciones y las religiones de todas las épocas han desarrollado una forma privilegiada de relacionarse con la divinidad: la oración. Este libro reúne las cien oraciones más bellas creadas por la humanidad, desde los pueblos sin cultura escrita hasta las grandes religiones monoteístas. Por sus páginas se suceden desde invocaciones de los indios yamana de Tierra del Fuego o de los antiguos egipcios hasta los versos de santa Teresa o Novalis, pasando por los Salmos, los vedas hindúes, las oraciones hebraicas, las suras del Corán, san Agustín, santo Tomás, san Francisco de Asís, Lutero, Pascal...

Bernhard Lang, estudioso del Antiguo Testamento, es profesor de Teología en la Universidad de Paderborn y en la Universidad de St. Andrews en Escocia