Stanley Hayami

Estados Unidos
1942-1944 (17-19 años)

Recordaré toda mi vida
el día de la evacuación...

Una de las medidas defensivas más importantes que tomó Estados Unidos durante la segunda guerra mundial fue la evacuación masiva de las personas de ascendencia japonesa que vivían en California, en el oeste de Oregón y Washington y en el sur de Arizona. También fueron desplazados los descendientes de japoneses de Alaska, y se trazó el plan de trasladar al continente a los japoneses de Hawai. Con esta política, el gobierno norteamericano quería contestar al ataque que aviones japoneses habían realizado sobre Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 y protegerse frente a posibles atentados contra la seguridad nacional que pudiera cometer la población japonesa residente en Estados Unidos. Una declaración oficial del Departamento de justicia se refería a los inmigrantes japoneses como a «personas peligrosas». En algunos casos, a las personas afectadas por la orden de traslado sólo se les dio 48 horas para que abandonasen sus hogares. En 1943 se obligó a todos los prisioneros mayores de diecisiete años a firmar un pacto de lealtad que declaraba lo siguiente:

  • ¿Está dispuesto a servir en las fuerzas armadas de Estados Unidos en misión de combate cuando así se le ordene?
  • ¿Jura lealtad incondicional a los Estados Unidos de América y que defenderá fielmente a su país de cualesquiera ataques cometidos por fuerzas extranjeras o interiores y niega cualquier forma de lealtad u obediencia al emperador japonés y a cualquier otro gobierno, poder u organización extranjeros?

Stanley Hayami era un joven japonés americano nacido en 1925 y residente en California. Fue expulsado de su hogar e internado en el campo de prisioneros de Heart Mountain. Este campo, que abrió sus puertas el 12 de agosto de 1942 Y fue clausurado el 10 de noviembre de 1945, llegó a albergar a más de 10.000 internos. Se calcula que durante la segunda guerra mundial 120. 000 japoneses americanos fueron internados en campos de prisioneros situados a lo largo y ancho del territorio de Estados Unidos. La mayoría de prisioneros de Heart Mountain procedían de las zonas de Los Ángeles y Washington. En julio de 1944, sesenta y tres prisioneros que se habían resistido al reclutamiento fueron condenados a tres años de prisión. El campo lo formaban 468 edificios y estaba dividido en veinte manzanas. Cada manzana tenía dos edificios de lavandería y lavabos. En cada edificio había seis pequeñas y austeras habitaciones. Nueve torres equipadas con reflectores ofrecían puestos de vigilancia a la policía militar. El campo estaba cercado por alambradas. La atención médica no era la adecuada, por lo que no fueron pocos los internos que murieron en los campos, sobre todo en los que estaban en el desierto. Muchos supervivientes de estos centros de detención afirman que nunca se han vuelto a recuperar del todo de las secuelas físicas y emocionales.

A pesar de los terribles ataques atómicos perpetrados por el ejército norteamericano sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945, la insurgencia japonesa fue relativamente pequeña. No obstante, la paranoia de los americanos era tal que se referían a los japoneses con el mote de «El peligro amarillo». El Congreso tardó casi cincuenta años en aprobar el Acta de Libertades Civiles de 1988, donde por fin se reconocía que «se cometió una gran injusticia». Se ordenó que a cada una de las víctimas del internamiento se pagase 20.000 dólares en concepto de reparación.

Stanley abandonó Heart Mountain en junio de 1944 para incorporarse al ejército de Estados Unidos. Jamás perdió su fe en América y mantuvo su patriotismo hasta el final. Escribió la última entrada en su diario mientras esperaba su primera misión en su cuartel. Murió en combate en el norte de Italia el 23 de abril de 1945, cuando intentaba ayudar a otro soldado. Tenía diecinueve años.

Voces robadas. Diarios de guerra de niños y adolescentes.
© Edición: Zlata FilopovićMelanie Challenger.
© Traducción: Marc Jiménez Buzzi.